Un día menos de juicio y un día más de negociaciones, de momento infructuosas

 

Manuel Ruiz de Lopera solo contestó este lunes en los juzgados a su abogada defensora (Foto Julio Muñoz/Efe)

El fin de semana ha sido de trabajo frenético en los despachos y la mañana del lunes, intensa en los juzgados. Sin embargo, no se ha logrado firmar, de momento, el acuerdo entre el Real Betis, PNB, La Liga de Juristas, Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver que devolvería el 51,34% de las acciones del club a los béticos a cambio de unos 14 millones de euros (8 y 6, según se acordó el pasado viernes) y la retirada de las demandas judiciales, pues Oliver accedería a cobrar un 40% menos de lo pactado en marzo (10 millones) pero exige garantías de pronto pago que el Betis no le puede dar, pues el trasvase accionarial se realizaría con el dinero que desembolsaran quienes compraran las acciones, proceso que se alargaría como mínimo unos meses.

El grupo Béticos por el Villamarín, cuyos miembros han deliberado durante estos días la posición a adoptar, ha emitido este lunes una nota en la que muestra su rechazo frontal a pactar con Lopera y Oliver, algo que piensa mantener, pues, según señala, BxV “no ha renunciado ni negociado con la otra parte,  ni va a suscribir ningún acuerdo que no satisfaga los objetivos y fines que determinaron el inicio del proceso penal los cuales permanecen invariables y a los que no va a renunciar de ninguna manera: que se haga justicia, que el RBB SAD y los béticos, recuperen el respeto y la dignidad que merecen. Por un Betis de todos y para siempre”.

Ese deseo de “Por un Betis de todos”, sin embargo, choca con la postura de Béticos por el Villamarín mantenida en la pasada junta de accionistas, en la que, al igual que hizo Manuel Castaño, votó en contra de la propuesta del consejo de reformar los estatutos para permitir que los accionistas con cinco títulos pudieran acudir a las mismas, por lo que siguen siendo necesarias representar diez para estar presentes. Así lo detalló el presidente de club, Ángel Haro, hace unos días en la Peña Bética de Marchena, cuando fue preguntado por la posición de BxV en este proceso de negociación. El corte fue emitido luego por Betis Televisión.

En su nota BxV indica que también que “Lo que realmente resulta difícil de entender es el interés en cerrar un pacto  cuando lo que restan son escasos días de juicio, tras nueve años de instrucción y cuando las resoluciones nos son tan favorables”. A los distintos procesos judiciales, en realidad, les queda aún un largo recorrido, pues tanto las sentencias por vía penal como mercantil son recurribles hasta el Supremo, así que cinco años más de litigios no hay quien los quite, según consideran expertos juristas consultados.

LOPERA SOLO CONTESTÓ A SUS ABOGADOS: “NUNCA ME HE ENRIQUECIDO, EL BETIS ME HA COSTADO DINERO”

Durante la sesión del lunes, Manuel Ruiz de Lopera se acogió a su derecho a no contestar a las preguntas de la Fiscalía, del Betis y de las distintas plataformas acusadoras, y solo lo hizo a las que le formuló su abogada defensora, a la que repitió sus habituales cantinelas. “Tuve que avalar todas las cuentas del Betis… Nunca hemos pretendido ganar una peseta del Betis porque no lo hemos necesitado… Hemos avalado más de 300 millones de euros… No me he enriquecido con la gestión del Betis. Me ha costado dinero. No he aumentado mi patrimonio. Nunca he tenido un sueldo del Betis…”.

Al no contestar a la Fiscal y las acusaciones, Lopera perdió una buena ocasión de demostrar su inocencia ante el juez, y a la salida de la Audiencia atendió al micrófono de Radio Sevilla, al que transmitió que, pese a no cerrarse el acuerdo extrajudicial “hay muy buena voluntad por el Betis y por Manuel Ruiz de Lopera. Queremos siempre lo mejor para el Betis y estamos abiertos al diálogo. Yo no tengo nada que temer, así que quiero lo mejor para el Betis”.

ADOLFO CUELLAR: “OLIVER TENÍA OTRAS EXPECTATIVAS”

Adolfo Cuéllar, abogado de la Liga de Juristas Béticos y uno de los principales impulsores del acuerdo, explicó a la salida de la Audiencia que si no se firmó ayer domingo el acuerdo extrajudicial fue porque “una de las partes no lo ha considerado oportuno. Tenía otras expectativas. La parte es el señor Oliver. Es una negociación a varias bandas, es compleja, y una de las partes no ha llegado al acuerdo. Béticos por el Villamarín no es que no haya llegado a un acuerdo es que no se ha sentado a la mesa ni tiene que hablar. Está en su derecho”.

Cuéllar, de todos modos, sigue dejando abierta la puerta al pacto. “Siempre es posible llegar a un acuerdo en los procedimientos judiciales. Es lo normal en el 95% de los procedimientos judiciales cuando se están dilucidando cuestiones económicas fundamentalmente”. No obstante, Cuéllar dejó claro que ayer había más opciones que hoy: “Creo que hay menos que ayer. Ayer estábamos ante un planteamiento que tenía como valor importante el que no había empezado el juicio, ahora ya hay otros tipos de matices”.

LUIS OLIVER: “UNA DE LAS COSAS QUE ME HE DEJADO EN EL BETIS ES EL HONOR. HA HABIDO UNA CAZA DE BRUJAS”

Luis Oliver, por su parte, acudió tras el juicio a una tertulia en Radio Sevilla, donde expuso su punto de vista sobre diversas cuestiones. El navarro explicó que “durante la semana pasada hemos estado negociando, pero ahora nos quieren quitar la mitad y quitarnos las plusvalías. Estamos un poco perplejos. Hemos firmado hace dos meses, qué sentido tiene volver a negociar porque unas plataformas dicen que es mucho dinero. El Betis vale 20 veces más de lo que hemos firmado. El Betis vale ahora mismo unos 150 millones de euros. Ellos lo compraban por un 15% y les dijimos que estaban especulando. Por eso metimos la cláusula de las plusvalías. Yo sé que el club se va a vender antes o después, por eso el objetivo ahora es quitar las plusvalías. Si no se va a vender no hace falta quitarlas. A mí me parece que comprar el Betis a este precio es encontrar petróleo en el jardín de tu casa”.

Oliver aseguró que en la época de Guillén en la presidencia del club estuvo negociando la venta de su contrato de compraventa “por un millón de euros, pero las circunstancias cambian y ahora el Betis vale mucho más. Me parece muy poco seis millones de euros por todo lo que he pasado. Una de las cosas que me he dejado en el Betis es el honor. Ha habido una caza de brujas hacia mi persona muy bien llevada. Todos lo que me han acusado tendrán que pedirme perdón”, dijo el navarro, con esa desfachatez tan propia de él.

El navarro está siendo el último escollo para llegar a un acuerdo extrajudicial, aunque él dice que en cuanto firme Lopera lo haría él: “Lopera está un poco enfadado conmigo porque firmamos el acuerdo con los antiguos malos. Él ahora quiere firmar y yo no me voy a enfadar. Él hará lo que crea. Después de Lopera vamos nosotros”.

La ausencia de Béticos por el Villamarín de las negociaciones entinde Oliver que no afecta al acuerdo.   “En lo único que influye Hugo Galera es en los paseíllos, que a ninguno nos gusta tener a 30 periodistas en los juzgados. En el reparto accionarial no tiene nada que ver. Esto es una vieja pelea de viejos gallos que va a terminar haciéndole daño al Betis. Creo que es un tema personal y el Betis es un escenario de fondo. Hay odio entre ellos y a mí lo que más me ha impresionado ha sido lo de Galera. A Lopera lo veo con la mano más tendida a llegar a un acuerdo por el bien de los béticos, pero a Galera lo veo con un odio que no debe ser bueno ni para la salud. Bitton ha hecho un esfuerzo para que las acciones vayan a los béticos. Y don Manuel, también. La nota discordante es el odio de Galera. No sé lo que va a pasar”.