La afluencia de público en Liga al Villamarín ha crecido un 40,5% respecto a la pasada campaña y en el Sánchez-Pizjuán ha bajado un 0,17%

El Benito Villamarín es el estadio que mayor incremento porcentual de asistencia de público registra de todos los clubes que militaron la campaña pasada en Primera división, pues mantiene una media de 46.102 espectadores por partido (13.295 más que el curso anterior, que fue de 32.807), lo que suponen un aumento del 40,5%.

En términos absolutos el Atlético de Madrid es quien registra un mayor incremento de público al pasar del Vicente Calderón al nuevo Wanda Metropolitano, al que han acudido en los dos primeros partidos 61.864 espectadores de media, 17.166 más (un 38,4%) de los que acudían al de la Ribera del Manzanares. Hay que tener en cuenta que en el Wanda solo se han disputado dos partidos (al de la inauguración, ante el Málaga, acudieron más que al segundo, ante el Sevilla FC) y que de los tres disputados en el Villamarín dos fueron televisados en abierto a una hora tardía, en viernes y lunes, lo que resta bastante afluencia, sobre todo de abonados infantiles (el club verdiblanco tiene unos 10.000).

Los datos de afluencia proceden de la web oficial de LaLiga, y algunos son provisionales. En el primer partido, por ejemplo, LaLiga registró una afluencia de 43.801 espectadores al partido contra el Celta (los que aparecen en esta comparativa) y el Real Betis anunció 45.761, debido a que los tornos de LaLiga en algunas puertas de acceso no funcionaron en ese partido y se contabilizaron por otros sistemas. El club verdiblanco ya ha realizado la pertinente reclamación para que se contabilicen correctamente los asistentes a ese partido, pues el dato influye en los ingresos a percibir por derechos de retransmisión.

El Bernabéu desbanca al Camp Nou, que baja un 24%

El estadio que registra hasta el momento una mayor afluencia de espectadores es el Santiago Bernabéu, con una media (solo contamos la Liga) de 63.761 espectadores por partido, un 7% menos de los 68.562 que acudieron de media la pasada campaña.

El descenso más acusado de los grandes clubes de Primera se produce en el Camp Nou, con una asistencia media de 59.036 espectadores, un 23,8% menos que la pasada campaña. Al Barça-Eibar de la 5ª jornada (martes 19 septiembre a las 22h), por ejemplo, asistieron 49.693 espectadores, solo 1.456 espectadores más que al Real Betis-Levante del pasado lunes (48.237), disputado a las 21h y con televisión en abierto. Ya se televisó en abierto el Betis-Celta de la 1ª jornada de Liga, disputado el viernes 25 de agosto a las 22h.

En Mestalla también se ha registrado un aumento de la afluencia de público de un 14,32%, mientras que en el nuevo San Mamés desciende un 1,40% y en el Ramón Sánchez-Pizjuán se registra un mínimo descenso del 0,17%, pues la pasada campaña acudieron de media 32.833 espectadores y en la actual el promedio está en 32.775.

En los partidos de la Liga de Campeones en el Sánchez-Pizjuán se ha registrado una afluencia media de 34.492 espectadores, pues al del playoff ante el Basaksehir Istambul acudieron 34.278 y al último ante el Maribor, 34.705.

Un 75,9% del aforo cubierto en el Villamarín

En los partidos de Liga en el Benito Villamarín se está cubriendo, de media, un 75,9% del aforo del estadio, que tras la construcción del nuevo Gol Sur ha pasado a ser de 60.720 espectadores. En el próximo partido en casa, el domingo 15 de octubre, ante el Valencia (20.45h y sin televisión en abierto) el club verdiblanco espera batir el record histórico de asistencia, fijado en 51.073 espectadores en el derbi contra el Sevilla FC de la temporada 2015/16.

Los 32.775 espectadores de media que han acudido en los tres primeros partidos de Liga al Ramón Sánchez-Pizjuán han cubierto un 76,7% del aforo del estadio, que llegó a ser de 77.000 espectadores en los años setenta (la mayoría de pie) y en la actualidad es de 42.714. La mejor entrada de la pasada campaña fue de 40.835 espectadores.

De los grandes estadios de la Liga el que mayor porcentaje de aforo está cubriendo es el Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid, con un 91,2% en los dos partidos celebrados hasta el momento.

El Benito Villamarín fue la pasada campaña (con el Gol Sur en obras) el 7º club de España con mayor afluencia de público y en la actual temporada es el 4º, tras el Santiago Bernabéu, el Wanda Metropolitano y el Camp Nou, y con bastante diferencia sobre el Nuevo San Mamés, Mestalla y el Ramón Sánchez-Pizjuán, que registra una media de 13.327 espectadores menos que el Villamarín en lo que va de Liga.