El CB Sevilla se iba a disolver hace un año y disputará su 29ª campaña consecutiva en la ACB gracias al Real Betis y Energía Plus

El alcalde Juan Espadas, junto a los presidentes del Betis de fútbol, Ángel Haro, y el de baloncesto, Pablo Moral, el año pasado, cuando el CB Sevilla se salvó sobre la campana.

El CB Sevilla estaba abocado a la disolución hace poco más de un año, después de 27 temporadas seguidas en la ACB, pero la aparición a última hora del Real Betis y la empresa Energía Plus, vinculada a su presidente, Ángel Haro, logró su supervivencia.

Tras una azarosa temporada en la que descendió por deméritos deportivos, finalmente ha logrado la permanencia en la máxima categoría en los despachos, como ocurrió años antes con Valladolid, Estudiantes (2 veces), Manresa (2 veces), Gipuzkoa (2 veces) y Fuenlabrada. Será, por tanto, la novena ocasión que un club de la ACB logra la permanencia en los despachos, debido a las exigencias económicas y los cambios de reglamentación.

Los precedentes fueron estos:

C.B. Valladolid: 1 vez, temporada 2011-12

Club Estudiantes de Madrid: 2 veces, temporada 2011-12 y 2015-16

Basquet Manresa: 2 veces, temporadas 2012-13 y 2013-14

Gipuzkoa Basket Club: 2 veces, temporadas 2012-13 y 2014-15

Baloncesto Fuenlabrada: 1 vez, temporada 2014-15

En julio de 2016 el CB Sevilla se disolvía

El 21 de junio de 2016 el CB Sevilla anunció la convocatoria de una junta de accionistas para el 20 de julio de ese año, en la que, en su primer punto del orden del día, incluía la “aprobación, en su caso, de la disolución de la sociedad”. El 21 de julio de 2016 el CB Sevilla se salvó de desaparecer gracias a la ayuda del Real Betis y la empresa Energía Plus, vinculada a su presidente.

El Club Baloncesto Sevilla, fundado en 1987 y que llevaba 28 temporadas seguidas jugando en la ACB, se salcó entonces de la desaparición con la compra del 99 % de sus acciones por la empresa Energía Plus, vinculada al presidente del Real Betis, Ángel Haro, a CaixaBank y la futura entrada de este club de fútbol en la entidad.

La venta y, por ende, la supervivencia del club se concreetaron tras unas arduas negociaciones con CaixaBank, que ya anunció hace dos años que la campaña 2015-16 sería la última en la que mantendría la propiedad ante la ausencia de un comprador de garantías que quisiera hacerse cargo del CB Sevilla, por lo que su junta de accionistas iba a aprobar ese jueves 21 de julio de 2016 la disolución del antiguo ‘Caja San Fernando’.

El 11 de agosto de 2017 sigue en la ACB

Tras el descenso deportivo consumado el pasado 14 de mayo, el CB Sevilla, que compite en la ACB bajo la denominación Real Betis Energía Plus, el 11 de agosto de 2107 vuelve a ser readmitido por la ACB, que acata de este modo un auto del juzgado de instrucción número 23 de Barcelona, al que acudieron los directivos del club para salvaguardar los derechos de la entidad. De este modo el CB Sevilla – Real Betis Energía Plus disputará su 29ª temporada consecutiva en la ACB, máxima categoría del baloncesto español, a la que accedió al tercer año de su fundación, en 1987, cuando adquirió la plaza en Primera B del Club Dribling de Madrid, con el apoyo económico de la Diputación de Sevilla que presidía el socialista Miguel Ángel Pino.